La prensa de la vid (1897)

La prensa de la vid (1897) Joaquín Sorolla (Museo de Bellas Artes Viña del Mar, Chile). Detalle

Retomamos los paneles que Sorolla pintó por encargo de Rafael Errázuriz y que fueron el motivo por el que decidió conocer Jávea y el trabajo de la uva. En concreto vamos a hablar en esta ocasión del panel titulado La prensa de la vid, ya que tiene una relación directa con el paisaje de Jávea.

Para hacer un recordatorio del contexto en que se produce este encargo diremos que Joaquín Sorolla conoció al diplomático y empresario vitivinícola Rafael Errázuriz en Madrid (ver post), en diciembre de 1895 y como producto de este encuentro, Rafael le encargó una serie de retratos familiares, una pintura religiosa con el tema Jesús predicando en la barca (después titulado Yo soy el Pan de la Vida) además de una serie de paneles para decorar su hacienda en Chile, con temas vinculados con el vino. Los paneles que pintó directamente Sorolla fueron cuatro: La Parra, La Vendimia, La Prensa de la Uva y La Bacanal. 

Paneles de Joaquín Sorolla para Rafael Errázuriz (1897): La Parra (desaparecido), La Vendimia, La Prensa de la Vid (ambos en el Museo de Bellas Artes Viña del Mar, Chile) y La Bacanal (desaparecida).(Imagen: RODRÍGUEZ SUBIRANA, Mónica: “La Parra” en Mayo’15. Museo Sorolla)

La pintura

El panel de La Prensa de la Vid se conserva en el Museo de Bellas Artes Viña del Mar (Chile). Es un panel vertical en el que Sorolla tuvo que adaptarse a estas dimensiones. Recurre a realizar la composición bajo un estilo neoclásico o greco-romano. No es un capricho de Sorolla sino que está siguiendo una moda  que viene siendo frecuente en la segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX en la decoración de palacios, mansiones o casas de alta burguesía en donde el mundo greco-romano está muy presente.

La prensa de la vid (1897) Joaquín Sorolla (Museo de Bellas Artes Viña del Mar, Chile)

En la composición aparece un plano cortado de una prensa de vid romana en donde un hombre vestido a la manera clásica ejerce presión en la viga de prensa para extraer el vino.  Recoge el líquido una niña desnuda con el pelo recogido con una cinta blanca, que más representa una alegoría del trabajo del vino que no una personificación. Los protagonistas se encuentran en un primer plano y en sombra la cual es provocada por un árbol que apenas se aprecia el tronco y una rama, todo parece indicar que se trata de un olivo o bien de un algarrobo.

En segundo plano, y de una manera muy iluminada, la escena tiene como escenario un campo de vides plantadas en donde el amarillo y tonos terrosos iluminan el cuadro. No es un paisaje detallado, nosotros no vemos de manera realista los viñedos pero sí los intuimos o los deducimos por el color y el escenario en que se produce la escena. Y finalmente en la profundidad del cuadro aparece el mar y un fragmento de costa con un día despejado y azul. Esta es la parte reconocible del cuadro ya que si toda la composición es inventada el paisaje resulta un escenario real al tratarse del cabo San Martín en Jávea (Alicante).

El cuadro posee unos colores vivos y con una luz mediterránea que casi nos ciega con la intensidad y limpieza de la obra. Una luz que Joaquín Sorolla descubrió en esta población y en donde encontró parte de la inspiración para realizar estos paneles y en concreto el que presentamos aquí.

La inspiración para elaborar el panel

Ya hemos comentado que Joaquín Sorolla acudió a Jávea con el único objetivo de encontrar la inspiración en el trabajo de la uva y escogió Jávea por la tradición y la fama que tenía en la elaboración de la pasa. Como comentaba en el párrafo anterior, de Jávea escogió reflejar la luz del Mediterráneo, los campos de vides y el perfil del cabo San Martín para incorporarlo al cuadro. El cuadro no lo pintó directamente en Jávea sino en su estudio de Madrid, pero lo que no sabemos (simplemente porque no se han conservado o encontrado) es si realizó dibujos preparatorios tomados directamente en Jávea. Sí que sabemos que el perfil del cabo San Martín lo dejó plasmado en la pintura del Xiquet de Jávea y posiblemente quiso hacer el mismo guiño en este panel a partir del primer cuadro javiense.

Viñedos e Antonio Llobet en Teulada-Moraira (Imagen: www.wineandtwits.wordpress.com)

De vuelta a Valencia y Madrid, empieza a realizar los bocetos preparatorios para la elaboración de esta obra y para ello Sorolla tiene que hacer una labor casi arqueológica para presentar la escena en un ambiente greco-romano. Existe un primer apunte o boceto en donde aparece dibujado a bolígrafo una serie de paneles cuadrados, como un cerramiento arquitectónico, también una copa de época clásica y una prensa de vino vertical en donde se vierte el vino en un recipiente en la parte inferior mientras que una persona está manipulando la máquina tras ella. Pues bien, este dibujo no es de la invención de Sorolla sino que lo está copiando de un dibujo tomado de la obra Dictionnaire des Antiquités grecques et romaines (1877-1919) de Charles Victor Daremberg y Edmond Saglio de donde toma un apunte de un dibujo de una prensa de aceite de Herculano.

Boceto de prensa prensa de vino (1896) Joaquín Sorolla (Imagen: Museo Sorolla 15205) /Grabado de prensa de vino en DAREMBERG, Charles Victor y SAGLIO, Edmond: Dictionnaire des Antiquités grecques et romaines, Tomo IV, Primera parte, p.167)

Un segundo boceto que se conserva de Joaquín Sorolla repite el mismo dibujo pero de una manera más abocetada, quizás queriendo hacer una composición a partir del grabado de Daremberg y Saglio. El dibujo lo divide en tres partes en donde a la izquierda hace un dibujo a una figura, a la derecha una serie de detalles de anclaje o de una cuba cuadrada y en el centro una composición con dos figuras en torno a una estructura de madera que podría ser la prensa romana.

“Prensa vino. Paneau romano” (1896) Joaquín Sorolla (Imagen: Museo Sorolla 10473)

En un tercer boceto de este panel, ya adaptado a la composición del resto de paneles, se aprecia un cambio compositivo. Tras haber realizado un boceto en la esquina del papel de otro tipo de prensa romana, adapta esta nueva modalidad con dos personas en el momento de tensar la viga a través de cuya presión se extrae el aceite o el vino. Estas dos personas se encuentran a la izquierda de la composición. No será la composición definitiva del panel pero se acerca un poco más a la idea, sobre todo en el tipo de prensa romana que quiere utilizar en la obra final.

Detalle de bocetos del panel La prensa de la vid (1896) Joaquín Sorolla (Imagen: Museo Sorolla 11554)

Nuevamente Sorolla puede estar siguiendo el modelo de dibujo de prensa más antiguo que se conserva según el mismo Diccionario de las Antigüedades, que a su vez coincide con los numerosos hallazgos arqueológicos que se han realizado en España de este tipo de prensas y que hasta hace pocos años se ha venido utilizando o incluso recreando en la actualidad como ocurre en la población de Jalón (Alicante).

Dibujo de prensa clásica del s.IV a.C en DAREMBERG, Charles Victor y SAGLIO, Edmond: Dictionnaire des Antiquités grecques et romaines, Tomo IV, Primera parte, p.166 / Reconstrucción de prensa romana (Imagen: www.sabor-artesano.com)  / Recreación de prensa romana en la actualidad en Jalón (Alicante) (Imagen: www.tripadvisor.es Maserof Inn)

Parece que Sorolla, con esta recreación clásica del prensado de la uva ya se adelante a los hallazgos arqueológicos que se han producido en Jávea y que han demostrado la existencia de este tipo de prensas de uva o de aceite. Algunos contrapesos de prensas se han encontrado en el valle de Jávea como en el yacimiento de Benimadroc, en la Duana (pieza conservada en el paseo marítimo), en la Punta de l’Arenal  y más recientemente en Benitatxell.

Pieza de prensa romana hallada en 2017 en El Poble Nou de Benitatxell (Imagen: www.javea.com)

Conclusiones:

Joaquín Sorolla con este panel, está realizando una pintura que se corresponde con el encargo realizado por Rafael Errázuriz y con la moda de la época de utilizar un tema greco-romano. También supo encontrar una inspiración perfecta para ambientarlo como es el paisaje de Jávea, los campos de viñedos tan abundantes que había y sobre todo la luz y claridad que ofrece este rincón del Mediterráneo. Por otra parte, vemos que Sorolla no solo se inspiró en la experiencia personal de visitar Jávea sino que hace una labor de documentación histórica y arqueológica que le ayuda a presentar el panel fiel a la realidad de lo que pudo ser una escena greco-romana.

De esta manera, y anteponiéndose a las excavaciones arqueológicas que después se irán produciendo en Jávea, Sorolla con esta pintura bien serviría para ilustrar una escena de la vida cotidiana en las tierras de la Jávea romana.

Por otro lado es una escena llena de color y de luz en donde los rojos, los tonos terrosos, los amarillos, y los azules vibran y resaltan con una gran iluminación y claridad que consigue que esta escena sea muy actual a pesar de ser una recreación del pasado.

Fuentes:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s