Carta de Sorolla a Clotilde. 9 de junio de 1898 (I)

Montaje de un algarrobo centenario en Jávea y la pintura El Algarrobo, Jávea (1898)

Una nueva carta escrita por Sorolla desde Jávea a su esposa Clotilde que se encuentra en Valencia indica cómo se siente Sorolla ante la imposibilidad de pintar aquello que él quiere pintar e incluso los horarios a los que quiere pintar el paisaje de Jávea. Sigue solicitando ayuda para tener un permiso que le permita realizar las obras y apuntes que quiere hacer y que no son concedidos por los acontecimientos históricos que se están produciendo de la guerra hispano-estadounidense y el control de las comunicaciones:

“Querida Clotilde:

Las cosas se enredan y le ponen a uno fuera de sí, y digo esto pues si no llega una orden del Capitán General de Valencia para poder seguir mi fondo de la Caleta y cosas del puerto, no me deja pintar la guardia civil, y hoy ya he perdido toda la mañana sin hacer nada, pues un estudio que había empezado por hacer algo, se conoce que debido al estado nervioso y mal humor que me pone esto no puedo ni pintar con tranquilidad y he tenido que borrar el estudio por lo mal que lo he pintado.

Naturalmente si esto tarda mucho en llegar, me fastidian, pues las cosas bonitas están donde se ve el mar y si no pierdo el viaje poco le faltará, pues paciencia para esperar muchos días no tengo.

Para final, hoy hizo una mañana espléndida…

Lo que pinto por la tarde gracias a Dios no me lo prohíben y puede ser bonito.

He escrito al Senado: di al papá que active todo lo que pueda el asunto del permiso.

Lo del permiso para reproducir mis cuadros ya te mandaré la carta en español.

Haces bien en dar lección a los nenes, así no olvidarán lo que aprendieron, dales miles de besos del paye.

Estoy muy bueno, estate tranquila y cuídate mucho, muchos besos de tu

Joaquín

No pinto nada, me prohíben pintar hasta los algarrobos, figúrate si estaré divertido. Vicente bien y saluda a su familia”.

(Carta CFS / 270)

En primer lugar, Sorolla habla de la dificultad de realizar “mi fondo de la Caleta”, que hace referencia al cuadro que realizó en este mismo año de La Caleta de Jávea (1898) y que se encuentra en una colección particular. En esta obra Sorolla refleja la cala que se situaba junto al antiguo puerto y que estaba formada por un corte de rocas apreciando algunas pequeñas construcciones sobre ella, así como algunos algarrobos naturales. Destaca la masa rocosa de la Caleta, así como el mar verdoso y algunas barcas atracadas entre las rocas.

La Caleta, Jávea (1898) Joaquín Sorolla (Colección particular)

Al final de su carta también hace una cita con un tono cómico diciendo “me prohíben pintar hasta los algarrobos, figúrate si estaré divertido”. El algarrobo es una especie arbórea típica del mediterráneo y por supuesto de Jávea. Por esta cita deducimos que Sorolla quería pintar este genuino árbol y que en la costa y la Caleta de Jávea existían numerosos algarrobos que a Sorolla le llamó la atención y que logró pintar, no sabemos si directamente en Jávea o en su taller a su vuelta, pero el caso es que lo pintó en un lienzo en donde el árbol es el protagonista de la escena con el mar de fondo y el cabo de San Martín. La pintura de El Algarrobo, Jávea (1898) también se encuentra en manos particulares una vez que fue subastada en mayo de 2017 por Christie’s en Nueva York.

El algarrobo, Jávea (1898) Joaquín Sorolla (Colección particular) Subastada por Christie’s en 2017

La verdad es que la producción de pinturas de Joaquín Sorolla en Jávea en esta segunda estancia de 1898 no fue muy numerosa, quizás la corta estancia de unos días sumado a los impedimentos de poder pintar del natural o incluso, como dice el propio Sorolla “paciencia para esperar muchos días no tengo”, hizo que no fuera mayor, aunque seguro que en la mente del pintor estaba la idea de trabajar mucho más. No obstante, las obras que realizó en esta segunda estancia las podéis ver en el apartado de Museo Virtual.

Fuentes:

  • PONS SOROLLA, Blanca: Epistolarios de Joaquín Sorolla: III. Correspondencia con Clotilde García del Castillo (1891-1911). Carta 108. Editorial Anthropos. 2010, p. 98.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s