El Xiquet de Jávea. 1896

El Xiquet de Jávea. Joaquín Sorolla (1896)

La pintura del Xiquet de Jávea es otra de las primeras pinturas que realizó Joaquín Sorolla con motivo de su primera estancia en esta población en octubre de 1896.

En esta ocasión el tema a representar es una escena casi fotográfica e instantánea en un momento concreto surgido de una manera espontánea. El punto de vista de donde está pintada la escena es el interior de una casa o un espacio cerrado cuya puerta se encuentra abierta. Esta casa se encuentra ligeramente en alto, frente al antiguo muelle y teniendo una impresionante vista limpia y nítida del mar y el cabo de San Martín.

Esta es una visión del cuadro de Sorolla con una imagen similar del punto de vista de donde fue tomada. No es exactamente el mismo punto aunque la vista del cabo y el mar es prácticamente el mismo (Imagen: www.blog.xabia.org)

Algo tiene que estar pasando en el interior de esa habitación o casa, quizás el propio Sorolla que se encuentra tomando apuntes o pintando y que suscita la curiosidad de un muchacho que se asoma tímidamente por la puerta. La luz del paisaje hace que lo poco que vemos de él esté a contraluz. Aún así, nuestro protagonista se muestra tranquilo, curioso y sonriente, mirando fijamente al espectador.

El cuadro está firmado por el pintor en la esquina inferior derecha y escribe: “Recuerdo de Valencia 1896 / A mi querido amigo Antonio Cardona / J. Sorolla”. No he podido saber en este momento quién es Antonio Cardona y la relación de amistad que tenía con Sorolla pero en el momento que tenga más datos lo compartiré.

Esta pintura es como una carta de presentación de Jávea. Es esa primera impresión del pintor que quiere compartir con el espectador y compartir lo que él determinó como un paraíso de luz. Nosotros como espectadores nos convertimos en la mirada del propio pintor y nos volvemos protagonistas de lo que tenemos delante. El muchacho escondido nos invita a disfrutar del paisaje, del mar y de la luz. Mi impresión es como si ese muchacho nos estuviera abriendo una puerta o una ventana a este lugar paradisíaco de tranquilidad.

El lugar desde donde está tomada la vista de este cuadro es desde La Caleta. Mi impresión personal es que está realizado desde una casita de pescadores que se situaba sobre una terraza formada por un muro de piedra. Esta casita debió estar emplazada en lo hoy es ese mismo muro de contención que se encuentra entre la Calle de la Caleta y la Calle Pescadors. Aunque sobre este lugar hablaré en otro post.

Mi impresión personal de este cuadro es que nosotros nos encontramos en ese interior, en esa habitación o casa en donde no entra el sol, ocultos, escondidos, de la misma manera que en muchas ocasiones nos sentimos de la misma manera a causa de dificultades o miedos. Y en medio o frente a nosotros se encuentra una luz, una solución, un camino, una vista más clara, algo que vemos bello pero que creemos que no podemos alcanzarlo o que es una visión o simplemente algo no creíble a nuestros ojos pero en realidad está y lo tenemos delante.

 

Advertisements

One Comment Add yours

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s